Gata.

Me gusta ser gata entre tus piernas, rozarme con tu cuerpo buscando el estremecimiento de mi piel, notar tu mano en mi espalda, recorriéndola mientras provocas el más tibio de mis ronroneos.
Me gusta cruzar provocadoras miradas felinas contigo, hipnotizarte con mis ojos silenciosos, obligarte a reclamar mi atención, que sientas que tú mandas cuando eres un mero títere de mis caprichos.
Anuncios

La puerta.

Bajo la puerta se notaba el aire gélido, pero nada podía detenerme, estaba dispuesta a abrirla aunque solo fuese para poder oír con claridad los murmullos que me llegaban difusos al otro lado. Sabía que yo cambiaría mi percepción nada más entornarla, pero no podía esperar, y así lo hice. Tras el chirrido causado por tanto tiempo sin usar, la explosión de luz cegadora… los sonidos ininteligibles que no por más altos entendía mejor, el frío… Seguía sin ver, ahora por demasiada luz, seguía sin oír, por lo alto de las voces, y encima aquel aire helado que me atravesaba los huesos… Cerré de un portazo, solo había cambiado una cosa, ahora había más frío en mi corazón.

“Reconstrúyeme”

Aprovecha y cuélate por mis venas

mientras mis heridas estén aún abiertas,

cuélate en mi mirada,

entra por mis lágrimas que aún no se han secado.

Aprovecha el aún descompasado latido

de mi corazón moribundo,

busca un hueco entre los escombros de ésta alma rota,

encuentra en los rescoldos de mis días los pedazos

y reconstruye a tientas mi vida,

tú que sabes donde encajan mis piezas

aún en la oscuridad…

Con cariño…

Me gusta observarte mientras hablas, mirar tus ojos sonrientes que clavas en los míos atrapando mi atención. Tu sonrisa perpetua que solo pierde su luz al contarme las penas que hacen opacos momentos en tu corazón. Tu divertida manera de gesticular con las manos acompañando tus palabras y llenándolas de musicalidad. Me gusta tu tono cálido y lineal, tu calma contagiosa, y la manera de encontrar palabras exactas en momentos precisos. Me siento útil cuando buscas refugio en mí y protegida cuando puedo buscarlo en ti.
Gracias por tu amistad.