Sin palabras.


Hoy sólo quiero tus silencios.
Quiero acurrucarme entre tus brazos y dejar que me adormezca tu respiración.
Que mis lágrimas empapen tu hombro y tu mano no suelte la mía. Hoy me sobran las palabras y sólo buscaré en tu mirada silencioso consuelo.

Te quiero a mi lado sin pedir explicaciones, te necesito de manera egoista, porque sí.
Abrazos y silencios.