La vida renace.

Me he vuelto madera, madera porosa,
tronco inerte cubierto de un sin fin de grietas imperceptibles
dónde se van colando lentamente tus palabras alimentando mi savia.

Piel áspera que exuda la humedad de un interior
con más vida de la que representan las ramas mustias
que mecen la cálida brisa..

Fortaleza y rigidez, energía silenciosa.

Verdes brotes que asoman tímidamente
empujando la vieja corteza que me cubre…

Y pierdo todo resto de viejos incendios,
las cenizas se precipitan hacia mis raices
retroalimentándome,
y la vida corre hasta la punta de cada una de mis hojas
y pasan a ser suaves gotas de rocío.

La vida renace.

Anuncios

2 Responses to La vida renace.

  1. Victor Paredes says:

    Precioso, como acostumbras 🙂

    No pierdas jamás ese fluir de vida que llevas dentro, esas gotitas de sabia savia, sabia; ese brillo esmeralda de tus hojos, ni esa robustez de carácter, pequeña cabeza de alcornoque… Sin vida, no somos más que muebles de IKEA. Bonitos, si. Elegantes, también. Pero con la misma personalidad que un cualquiera.

    Gracias por seguir ahí, d-escribiéndote, para deleite de todos. Un abrazo enorme. 🙂

  2. Iss says:

    Querida M, me da mucho volver a leerte pero más gusto me da sentir que estas en una etapa de resurgimiento, durante la cual sin duda traerá consigo grandes momentos…
    deseo que pronto te cubras de verdes hojas y que los frutos sean amor…sólo amor…

    con todo mi cariño

    Isabel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: